domingo, 29 de enero de 2012

Baloncesto sobre ruedas

En España actualmente son unas 800 personas las que se animan a jugar al baloncesto en silla de ruedas en los diferentes equipos de nuestro país. Generalmente son personas con discapacidad física las que, por usar una silla de ruedas en sus desplazamientos diarios, se sienten motivados a jugar en su tiempo libre.

El Baloncesto en Silla de Ruedas fue inventado en Inglaterra y posteriormente, promocionado en 1946 por ex jugadores de baloncesto convencional de los Estados Unidos, quienes tras sufrir lesiones después de la II Guerra Mundial, quisieron experimentar de nuevo un deporte divertido y competitivo en equipo. Precisamente, en el Estado de California nació la V.W.B.A. (Asociación Nacional de Baloncesto en Silla de Ruedas). Fue allí donde se disputó el primer Campeonato del Mundo, aunque de manera no oficial.



Los deportes en silla de ruedas, y más concretamente el baloncesto, han experimentado una metamorfosis en sus cincuenta años de experiencia. Este cambio se ha efectuado con relación a su diversidad, los avances tecnológicos y el aumento de la aceptación popular en considerarlo un esfuerzo atlético y no una actividad para ayudar en la rehabilitación, actualmente se juega en más de 100 países. Poco a poco en nuestro país, este deporte ha llegado a contar con tres divisiones; más de 60 equipos disputan domingo a domingo sus partidos; se cuenta con equipos con bastante peso dentro del baloncesto europeo, como es el caso del madrileño club del Fundosa Once, campeón en una ocasión del máximo torneo continental; cada vez más gente acude a los partidos para verles jugar y poco a poco van apareciendo por las distintas televisiones. Para refrendar esto fuimos al partido del equipo sevillano Vistazul Dos hermanas el pasado 15 de Enero en la localidad nazarí

Desde los Juegos de Roma en 1960, el baloncesto es reconocido como deporte Paralímpico. Se juega en una cancha exactamente igual a la del Baloncesto Olímpico, con las mismas medidas, idéntico balón, las canastas a igual altura y la línea de triple a la misma distancia. Sin embargo, en el baloncesto en silla de ruedas, el sistema de puntuación garantiza que los deportistas con minusvalías severas, como personas con paraplejia, puedan participar en igualdad de condiciones, teniendo cada jugador una puntuación distinta en canasta, que va desde 1 punto para los más afectados, hasta 4.5 para los jugadores con menor discapacidad en la cancha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario