miércoles, 18 de enero de 2012

Rafael López Ordoñez. Deporte y vida / Entrevista

Rafael López Ordoñez, natural de Marchena, Sevilla, sufrió un accidente de moto que le causó una lesión medular dejándolo en una silla de ruedas. Aficionado al deporte, Rafa, como le gusta que lo llamen, no vio en su discapacidad un impedimento para seguir practicándolo, sino que su nueva situación lo impulsó a dedicarse profesionalmente a ello. Ha conseguido numerosos premios en triatlón y duatlón, colocándolo como uno de los deportistas discapacitados más importantes del panorama internacional. Aún así, Rafa es una persona agradable, cercana, sencilla y querida por todos en su localidad.







Buenos días Rafa. Eres subcampeón del mundo de triatlón, por dos veces, campeón de España por duplicado, campeón de Europa, campeón del mundo de Duatlón. ¿Qué supone para usted tanto trofeo?

Esto es el final de un trabajo que parece que va saliendo bastante bien, gracias a mi entrenador, Manuel Alfonso. La respuesta al entrenamiento va teniendo su resultado y estamos muy contentos.

¿Cuáles son tus próximas metas en el mundo del deporte?

Este año principalmente el mundial de larga distancia, que es en Victoria. Además del Challenger de Barcelona, distancia Ironman, que intentaré rebajar la marca que he conseguido este año de 12 horas y 19 minutos.

¿Cómo ha sido la experiencia del Challenger de este año?

Espectacular. El Challenger para mí ha sido una prueba muy buena. Además he quedado con un sabor de boca espectacular porque mi meta era bajar de 13 horas 07 minutos, que era el mejor tiempo que había conseguido en el Ironman de Brasil, y he bajado la marca 44 minutos. Eso para mí  ha sido espectacular.

¿Te planteabas llegar tan lejos cuando empezaste a dedicarte al deporte de alto rendimiento?

Para nada. Yo cuando empecé a hacer deporte en silla de ruedas, mi intención era mantenerme en forma y seguir haciendo deporte como lo hacía antes de tener el accidente. Lo que ocurre es que una vez que tuve el accidente y tuve que dejar el trabajo pensé en dedicarme más de lleno al deporte para ver de lo que era capaz y estoy muy contento, me van saliendo muchas cosas.

¿Cómo fueron los inicios? ¿Muy sacrificados?

Sí, al principio todo cuesta mucho, trabajo y dinero. El material con el que nosotros trabajamos es muy caro, pero poco a poco va uno teniendo la suerte de que al conseguir méritos, hay empiezas que empiezan a colaborar contigo. Eso hace que a mí no me cueste el dinero, que podamos seguir tirando para adelante sin mucho coste adicional.

Y aparte de las empresas… ¿Las instituciones, los ayuntamientos y demás organismos públicos os ayudan?

Las instituciones colaboran algunas, pero los ayuntamientos están los pobres, que no se les puede pedir nada. Las instituciones si colaboran a través de la Junta de Andalucía o de las diputaciones. Este año por ejemplo, en la maratón de Nueva York he participado gracias a la invitación de la Junta de Andalucía. Cuando hay alguna prueba que te permite no tocar el dinero de los patrocinadores pues es muy interesante.

Hablando de los patrocinadores. La prensa y la opinión pública conocen poco de los deportes para discapacitados. ¿Crees que en los medios se trata a estas categorías como deportes de segunda fila?

Salimos menos en prensa, pero lo que yo creo es que vendemos poco. Hoy en día el deporte está tan dominado por el fútbol que el resto de deportes ya tienen problemas para salir en prensa. Mucho más deportes minoritarios como el de discapacitados. Pero gracias a dios, poco a poco se van concienciando las empresas y van ayudándonos. Al menos conmigo, y eso es un aspecto muy positivo.

Y respecto al maratón de Nueva York ¿Qué tal ha sido la experiencia?

Espectacular. Aunque yo no me dedico exclusivamente al maratón como los que iban allí a participar la maratón de Nueva York fue increíble. Fue una prueba multitudinaria con una organización que yo no había visto antes. La organización me dejó muy sorprendido. Yo no podía comprender como 47.000 corredores que dejan sus pertenencias en el ropero en la salida, cuando llegan a meta a 40km, llegan cada uno a recoger sus cosas y en cuestión de 5 minutos tienen sus bolsas en la mano. Eso para mí, es algo nuevo. Algunas pruebas de aquí dejan mucho que desear con respecto a ese aspecto.

Y en Andalucía, ¿Se organizan muchos eventos de deportes para discapacitados?

Poco a poco cada vez más. La federación española y la andaluza han intentado ayudarme en todo lo que pueden, y participamos en la mayoría de las pruebas en las que nosotros pedimos participar. En casi ninguna nos ponen pegas. Así podemos seguir haciendo bastante deporte y nos sirven de entrenamiento para otras pruebas oficiales.

Desde tu experiencia persona, después del accidente ¿Crees en el deporte como una terapia de superación para las personas que por un accidente terminan en una silla de ruedas?

El deporte para nosotros es una cosa totalmente necesaria. Nos hace mantenernos en forma, que es esencial para no pasarnos de kilos, muy importante para las personas que somos parcialmente dependientes. Si yo tengo los brazos fuertes y peso poco soy más independiente, y todo ello gracias al deporte. Si yo no hiciera el deporte que hago me pasaría como a un porcentaje grande de personas que están en sillas: se vuelven sedentarios, se pasan de kilos y no se pueden valer por si mismos.

Ahora que eres mucho más conocido internacionalmente, eres un ejemplo de superación para mucha gente que como usted se ha quedado en silla de ruedas. ¿Cómo te hace sentir estar en el punto de mira y ser ejemplo para tanta gente?

Mi intención no es ser un ejemplo. Yo sigo yendo cada vez que puedo a las  unidades medulares del Virgen del Rocío, donde hacen rehabilitación los muchachos que han tenido accidentes hace poco. Yo voy allí con la intención de ayudarles, en el sentido no solamente de enseñarles a hacer transiciones o manejo de sillas, sino principalmente a que puedan cambiar el chip y ver que hay muchas cosas que hacer después de un accidente en el que te quedas en silla de ruedas. A la vista está, yo en condiciones normales no me hubiera planteado nunca hacer un Ironman. Ahora he conseguido terminar en varias ocasiones uno en silla de ruedas, eso es una forma de demostrar que en silla de ruedas somos igual de capaces de hacer de todo igual que antes.

Por último, ¿Qué recomendaciones le darías a la gente en tu situación que quieran dedicarse al deporte?

Lo que yo les diría es que siguieran luchando por ser personas igual que antes. Que sigan luchando por vivir la vida con la misma actividad que tenían, que es lo que tienen que intentar conseguir y que no se estanquen. Que hagan deporte, que los puede mantener física y psíquicamente muy en forma. El deporte hara que, como digo yo, que se sigan sintiendo vivos.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario